Carmen Riveros / Telarista

Mi acercamiento hacia el telar nació en el melocotón en el año 1987, en un proyecto para el desarrollo de las personas pobres para la crianza de conejos angora. En ese instante, se tuvo que re-valorizar el pelo de los conejos, y a través de un proyecto financiado por el Centro de Orientación Educativo (COE), nace la necesidad de hilar y tejer. En ese momento conocí el telar y más adelante tomé clases con la maestra Lina Zunino.

Desde entonces me enamoré del telar, y empieza a interesarme todo lo que lo rodea a esta disciplina artística, con algunos resultados bastantes favorables, tales como: crear mis propios diseños tanto complacientes y utilitarios. Mi crecimiento artístico en este tipo de arte es totalmente autodidacta. Actualmente exhibo mis telares en Artesanía La Ruca, a un costado del Restaurante La Vaquita Echá en Pirque.